Lo que derriba jets privados y empresas

Siempre he dicho que la sabiduría para las empresas se encuentra en la vida diaria y en ciencias muy distintas a las netamente económicas, sólo hay que relacionar las cosas.

Quiero comentarles una singular similitud que se me ocurrió mientras veía por televisión un programa en NatGeo sobre de la construcción de jets privados. Hoy trataremos acerca de la gestión empresarial y a lo que se denomina el fenómeno de sustentación dentro de la aeronáutica.

Learjet 60XR

Este fenómeno nos dice que un avión se sostiene en el aire por un fenómeno llamado sustentación, que es una fuerza generada por un cuerpo que se mueve a través de un fluido (el aire), y que si de alguna manera conseguimos que la presión que recibe el objeto sea menor en la parte superior que en la inferior el objeto tenderá a levantarse ya que a mayor velocidad del fluido, menor presión ejerce. La forma del ala del avión, provoca que las velocidades del aire arriba y debajo del ala sean diferentes, lo que provoca que la presión arriba del ala sea menor que debajo de ella, dando como resultado la fuerza de sustentación.

Pues bien, mientras probaban el jet en el programa para ver si respondían correctamente todos los sistemas e instrumentos, llegaron a la prueba que simulaba supuestamente uno de los eventos más peligrosos para toda aeronave, la perdida de la fuerza de sustentación. Durante esta prueba explicaban que un avión no puede viajar a una velocidad muy reducida (a menos de 75 km/h si no me equivoco) y tampoco pueden ascender muy rápido porque toda la aeronave se inclina hacia arriba y eso hace que el aire que pasaba por debajo y por encima de las alas choque literalmente contra éstas empujando el avión hacia atrás y haciendo que pierda rápidamente el control precipitándose a tierra por su propio peso. Según los experimentados pilotos de la prueba para que la aeronave se recupere debe poder estabilizarse y ganar velocidad en una corriente de aire con la ayuda de la propulsión de los motores, pero créanme no se ve muy fácil.

Cuando vi esto entendí por qué los aviones al pasar por fallas técnicas o errores humanos, ya sea en películas, documentales o noticias; caían dando vueltas descontroladamente aún con los motores encendidos, muchas veces logrando recuperarse y otras lamentablemente no; pero también pude aquí notar que desde la perspectiva empresarial sucede lo mismo en los negocios.

En muchas ocasiones las empresas terminan envueltas en una de estas dos situaciones, durmiéndose en sus triunfos y bajando la velocidad, o tratando de ascender muy rápido sin tomar en cuenta los cambios que pueden darse en los mercados y que cada cosa toma su debido tiempo. En el primer caso debemos siempre tener presente que los triunfos y derrotas nos sirven para darnos cuenta que hoy estamos mejor que ayer y que mañana lo de hoy ya no será llamado presente. Debemos proponernos nuevas metas y mejorar constantemente, actualizándonos e innovando siempre, porque sino, aquel aire que en las empresas es el mercado y la competencia, terminará por ser quien nos gane y nos empuje al abismo sin control en una caída libre, como lo dije antes, peligrosa y fatal.

Para el segundo caso, es mejor que ascendamos con buen ritmo hacia el éxito de nuestros objetivos y que no tratemos de alcanzarlos a una velocidad desmedida, ya que vamos a estrellarnos si invertimos todo nuestro capital, esfuerzo y recursos sin tener en cuenta que nuestros negocios tienen que ser conocidos y aceptados poco a poco en el actual mercado tan exigente. Sino, al igual que una aeronave encontraremos una gran resistencia del aire en el mercado por parte de los clientes y estos mismos terminarán por empujarnos nuevamente en caída libre.

En conclusión, debemos buscar navegar a través del mercado e ir ascendiendo eficientemente, siempre tratando de evitar turbulencias a una velocidad constante y moderada para no perder impulso ni sustentación y poder llegar a salvo y contentos a nuestro destino ideal.

Saludos!

Enrique Cabellos B.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s